Ir a contenido
¡ABD EL KRIM PROCLAMA LA INDEPENDENCIA DEL RIF!

¡ABD EL KRIM PROCLAMA LA INDEPENDENCIA DEL RIF!

Corresponsal de guerra

18 de septiembre de 1921

El desastre de Annual propicia el nacimiento de la República Confederada de las Tribus del Rif

Abd del Krim

Fotografía de Muhammed Ibn´Abd el-Karim El-Jattabi, líder de la República del Rif

Borhammed Ibn´Hammed el-Borjiri El-Xauén, Tetuán-

El Reino de España ha sufrido su desastre definitivo en el Rif. El precio pagado en sangre española así lo atestigua. Melilla se encuentra a las puertas de la reconquista y de la liberación de la ciudad profanada y ocupada por quinientos años.

El imperialismo ha llegado a su fin. La ruina moral y económica de los imperios europeos auspicia con fuerza nuestra libertad. Los despachos de Europa nunca más decidirán el destino de los rifeños. No se repartirán nuestras riquezas, ni guiarán nuestros destinos.

La autoproclamada República del Rif es fuerte como la roca del Atlas. La codicia de los cristianos por nuestro hierro nos hace más y más fuertes. Ahora, junto con el eterno anhelo de libertad de nuestro pueblo, tenemos todo tipo de armas modernas y con ellas los medios de defensa que su codicia nos entrega.

La fe en el profeta y en nuestro líder Abd el Krim, quien proclamó la llamada a la Yihad, así como el cumplimiento de los preceptos que Alá nos entregó a través del Corán, sus profetas y guías espirituales, nos ha mostrado el camino de la victoria, mientras que la codicia y los pecados de los infieles, los han llevado a su derrota definitiva.

Hemos de agradecer el fuerte apoyo recibido a nuestras pretensiones de libertad en todo el mundo, incluso dentro de la propia España y en especial al Partido Comunista de España y también de los partidos catalanes que asimismo buscan la libertad de su pueblo, Acció Catalana y Estat Catalá, a quienes enviamos nuestra solidaridad y agradecimiento por el apoyo y reconocimiento que han dado a nuestra República del Rif.

¡Viva la República del Rif!

Carta de Abdelkrim a la Sociedad de Naciones

Nosotros, el Gobierno de la República del Rif, instaurado en julio de 1921, queremos declarar y hacer ver a los países participantes en el acuerdo de Algeciras en 1906 que las altas ambiciones que auspiciaron dicho tratado no pueden ser llevadas a cabo, cosa que ya la historia evidenció tiempo atrás, y esto debido a una premisa inicial falsa que afirma que nuestro país, el Rif, es parte de Marruecos. Nuestro país es geográficamente parte de África, y sin embargo es una entidad claramente individual, y por lo consiguiente se ha diferenciado étnicamente del resto de etnias de África, mezclándose con europeos y fenicios hace cientos de años resultado de la migración. Nuestra lengua también se diferencia claramente del resto de lenguas, de la marroquí, la africana o de otras. Porque nosotros, los rifeños, nunca hemos sido marroquíes, del mismo modo que los ingleses no pueden considerarse a sí mismos alemanes, y tal vez esta mezcla étnica es lo que nos hace más parecidos a los ingleses en cuanto a nuestra fuerte convicción en la independencia y en nuestro deseo de estar en contacto con el resto de las naciones del mundo. Hacemos un llamamiento, mediante este comunicado, a todas las naciones de cualquier parte del mundo para que vengan y descubran nuestras regiones ignotas, y para que las visiten mediante científicos, geólogos, químicos e ingenieros, con motivos comerciales y sin ninguna intención militar.

Defendemos nuestra tierra contra la invasión de las fuerzas españolas que nos obliga a la guerra con la excusa del acuerdo de Algeciras, pero este acuerdo declara la independencia del Sultán de Marruecos, su soberanía, la salvaguarda de sus territorios, la independencia de su economía sin diferenciación alguna, y nosotros estamos de acuerdo con los dos puntos anteriores con relación a sus tierras, por ello llamamos a algo parecido para nuestro Rif que nunca ha pagado impuesto alguno al Majzén, ni tampoco recibe por parte de éste ayuda o subvención para el desarrollo del Rif. Aspiramos a establecer la libertad económica sin diferenciación en nuestra república, y para ello hemos nombrado a un representante económico para desarrollar la gran riqueza de nuestro país y hacer un llamamiento a los distintos agentes económicos de todas las naciones para que prevalezca la regla de orden, paz y prosperidad.

En julio de 1921 hicimos constar a los embajadores ingleses, americanos, franceses e italianos en Tánger que hemos establecido la República del Rif, y que no despreciamos embarcarnos en una guerra legítima contra España en defensa de nuestra independencia, y que perseveraremos en ello hasta obtener la paz, la libertad y el reconocimiento de nuestra independencia con todos sus territorios; desde los límites fronterizos con Marruecos hasta el mar Mediterráneo y del río Muluya hasta el océano Atlántico. Y llamamos a todos los países a establecer servicios consulares y diplomáticos en la sede de nuestro actual Gobierno, en Ajdir, se les dará todas las facilidades y serán bien recibidos. 

Artículo siguiente ¡LOS NOVIOS DE LA MUERTE!